Jordi Alba: ´Mi primera opción es quedarme en el Valencia´

 

El extremo del VCF ha comparecido ante los medios sabedor de que iba convocado con la sub' 21.

 

El jugador del Valencia CF, Jordi Alba, ha comparecido en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Paterna. El futbolista ha hablado ante los medios de comunicación sabedor de que Juan Ramón López Caro iba a contar con él para los dos próximos partidos de la selección sub '21 contra Finlandia y Holanda.

El canterano ha insistido en que, a pesar de que no está gozando con los minutos con los que esperaba, "mi primera opción sigue siendo quedarme aquí en el Valencia CF. Sé que no estoy teniendo muchos minutos, pero si me dan la oportunidad intentaré aprovecharla".

"Ayer ganamos ante el Zaragoza en Liga y creo que el equipo no tiene problemas para jugar otro encuentro en 48 horas. Somos muchos jugadores y puede jugar cualquiera porque hay equipo. Estoy convencido de que todos los jugadores de la plantilla nos esforzamos al máximo y hacemos todo lo posible para conseguir las victorias", apunta Alba.

Respecto al partido de mañana contra el Alcoyano, el extremo zurdo ha recalcado que se debe salir con intensidad para poder pasar a la siguiente ronda a pesar de la ventaja del partido de ida en Alcoy. Jordi Alba es un fijo en las convocatorias de la selección española Sub 21.

"El equipo está jugando bien y ganando. Yo estoy con la máxima ilusión. Me hace ilusión jugar las tres competiciones y esperaré la decisión del míster. Me molesta siempre que no juego, pero entiendo al entrenador que saca al mejor once para cada partido".




Jordi Alba: ´Que te llamen bajito en este equipo es un honor´

 

El habilidoso extremo catalán puede cumplir mañana su sueño de debutar en Mestalla.

 


 

«Que si soy bajo... Es la broma típica. La que me hacen todos, pero no soy el único bajito de la plantilla, ¡eh!» se defiende el catalán entre risas. Así es. Jordi Alba pide paso con la ilusión de convertirse en el quinto ´bajito´ del Valencia mirándose en el espejo de Villa, Silva, Pablo y, sobre todo, de Mata. Joven, interior izquierdo, sin minutos al principio, etc. El asturiano le ha enseñado el camino para triunfar y ahora está a punto de darle la alternativa. Mañana es el gran día de Jordi. El día de su debut en Mestalla. El día que siempre había soñado. Besará la estampa de la Virgen de la Cabeza,
la foto de su abuelo, dará tres saltitos antes de empezar el partido ante el Slavia y cumplirá su sueño. Y pensar que el Barcelona lo descartó por su altura...



—Ha llegado la hora de Jordi Alba.
—Ya tenía muchas ganas de que me llegara una oportunidad como esta. A todos nos gusta participar y ayudar al equipo. El sábado tuve que ver el partido contra el Barça en el banquillo. Son decisiones del míster. Yo seguiré trabajando igual para que llegue mi momento.

—Por unas cosas o por otras aún no había llegado ese momento.
—Sí, tuve la mala suerte de la lesión en pretemporada cuando las cosas iban bien y cuando empecé a entrar en el equipo me tuve que marchar con la selección española al Mundial sub´20. Yo ahora estoy centrado en el Valencia y con muchas ganas de jugar y, sobre todo, de debutar en Mestalla.

—¿Cómo puede ser que aún no haya debutado en Mestalla?
—(Ríe) Ha sido un poco de mala suerte. Cumplí el sueño de debutar en Primera División contra el Valladolid, luego también me estrené en Europa contra el Lille en Francia, pero... ¡aún no he pisado el césped de Mestalla! Bueno, sólo para los entrenamientos. Pero, claro, no es lo mismo.

—¿Cómo se imagina ese momento de saltar al campo y jugar delante de su afición?
—Tiene que ser algo muy especial. Debutar en Primera fue bonito, pero hacerlo en casa, en un campo como Mestalla y delante de nuestros aficionados debe ser para vivirlo. Debe ser un orgullo. Por mucho que te cuenten, tengo muchas ganas de vivir esa experiencia.

—Ganas, ganas, ganas.. No para de repetir esa palabra todo el rato. ¿Ahora mismo alguien le gana en hambre dentro del vestuario?
—A ganas me ganarían pocos, pero no lo sé. Es que es lo que siento, de verdad. Llevo muchos años luchando por verme ahí arriba. Me ha costado mucho, no es fácil.

—¿Se lo habría imaginado hace dos años cuando estaba en la escuela?
—Ha sido todo muy rápido. En dos años he pasado del juvenil, al filial, a irme cedido al Nàstic en Segunda, a volver al primer equipo y ahora a tener la oportunidad de debutar en Mestalla. Es un sueño que tengo ganas de cumplir.

—¿No se sentirá jugador del primer equipo hasta que no lo cumpla?
—Sí que se siente, porque te sientes uno más desde que empiezas a entrenar, a compartir vestuario... Pero sí que es verdad que necesitas jugar y sentirte participe del equipo y si es en Mestalla mejor. Debuté en Primera y tengo que ir paso a paso para consolidarme e ir cumpliendo poco a poco mis objetivos.

—¿Ya le ha dicho algo Emery o todavía no le ha dado pistas?
—No, no me ha dicho nada.

—¿Alguna superstición especial para su estreno en Mestalla?
—Pues... alguna superstición sí que tengo. Antes del partido besaré una foto de mi abuelo que falleció hace poco y una estampa de la Virgen de la Cabeza. Seguro que están orgullosos de mí que me dan suerte. Luego en el campo, doy tres saltitos antes de empezar la primera parte y cuatro saltitos antes de la segunda parte.

—¿Ya ha movido a su gente para que le vea debutar en Mestalla?
—¡He tenido mala suerte de que caiga el partido entre semana! Porque muchos están trabajando, el partido acaba tarde y es casi imposible que vengan. Aun así, a lo mejor viene mi madre.

—Hablando de fútbol puro y duro. ¿Cómo se imagina el partido?
—Pues seguro que difícil. El Slavia a priori es inferior a nosotros, pero si está en Europa es porque tiene potencial. Sabemos que con la plantilla que tenemos les podemos ganar, pero seguro que nos puede complicar, así que tendremos que ir con mucho cuidado.

—¿Jugando como contra el Barcelona se gana seguro, no?
—El equipo estuvo muy bien. Hicimos todo lo que había que hacer para ganar al Barcelona. Tuvimos más ocasiones, supimos frenarles, pero cada partido es diferente. Ahora quizás nos toque atacar más y defender menos.

—¿Qué le dijeron sus amigos del Barça? ¿Con quién habló más?
—Con Bojan y Busquets. Coincidí con ellos en el Barcelona y son con los que mantengo más relación. Los saludé al principio del partido y también después. Ellos también esperan que juegue más.

—Los minutos le están costando más, pero su integración en el vestuario ha sido muy rápida.
—Estoy muy contento. Desde el primer día mis compañeros me han acogido muy bien. Yo también he intentado hacerme al equipo. No me puedo quejar. También es verdad que yo tenía esa ventaja de ya haber estado aquí y soy un chaval que me gusta gastar bromas y hablar de cachondeo.

—Las hace, pero también le llueven las bromas por bajito...
—Sí, es la broma típica. La que me hacen todos, pero no soy el único bajito de la plantilla. Y en este equipo que te llamen así es un honor.

—Es joven, juega también en el interior izquierdo y muchas veces está a su lado, Juan Mata.
—Mata es un gran jugador y es un espejo donde mirarme, está claro. Él llegó muy joven al Valencia también, no jugaba al principio y luego Koeman apostó por él y mira hasta donde ha llegado y mira la edad que tiene. Se aprende mucho al lado de un futbolista como él y como tantos otros del vestuario.

—El también cayó eliminado en su Mundial Sub´ 20. ¿Llegó a seguir el campeonato o se desentendió?
—¡Qué va! volvimos tan fastidiados de Egipto porque pensábamos que íbamos a llegar lejos que pasé del tema. Me enteré de que lo había ganado Ghana, no vi nada.

—¿No ve fútbol por la televisión?
—No mucho, prefiero jugar en el campo. Me gusta descansar en casa. Todos me dicen que soy un dormilón. El tiempo libre lo aprovecho para irme con mis amigos. La mala suerte que tengo es que me gusta practicar deportes, pero los tengo prohibidos. Es una pena.



´
Me he dejado los ojos viendo al VCF en internet´

 

El catalán aterrizó ayer en Manises con la tristeza de la eliminación del Mundial pero con la satisfacción de una experiencia inolvidable en Egipto.


 Menudo palizón de viaje y encima con el mal sabor de boca de la eliminación del Mundial Sub´20 a las primeras de cambio...
—Imagínate. Ha sido un calvario de viaje. Salimos desde El Cairo, luego París, Madrid... y ahora Valencia. ¡Cuatro aviones! pero bueno, ya estamos aquí que es lo más importante. Desde las cuatro de la mañana que salimos de Egipto... Menos mal que me hacen compañía mis compañeros del Villarreal.

—Peor cuerpo se le quedaría tras la derrota contra Italia, ¿verdad?
—La verdad es que sí. Estaba muy fastidiado porque teníamos muchas aspiraciones de llegar alto. Lo intentamos, llegamos bien a los cruces, pero todos se acabó contra Italia. No lo vamos a olvidar.

—Pero, ¿qué pasó para tener que hacer las maletas tan pronto?
—La expulsión fue la clave del partido. Dentro del campo se ve claro que no es tarjeta roja. No fue. Eso condicionó todo el partido. Yo tuve que ser sacrificado, luego mejoramos, pero ya fue tarde. Una pena.

—¿Vio lágrimas en el vestuario?
—Es normal, hubo gente a quien se le escaparon de la rabia que teníamos todos, de la impotencia. Fue uno de los palos más duros de mi carrera, pero hay que saber perder también y esto me va a ayudar de cara al futuro. También hay que aprender de las derrotas.

—Decepcionado en lo deportivo, pero imagino que satisfecho con esta experiencia personal única.
—Claro que sí. Estar en la selección española, con todos los compañeros y jugar un torneo así siempre es muy bonito.

—¿Qué le sorprendió de Egipto?
—Sobre todo la pobreza que había en algunas partes. Te das cuenta de que no hay la calidad de vida que aquí. Al final, no salí a pasear por la ciudad ni a comprar regalos ni nada. Me quedé en el hotel.

—¿Ni viaje a las pirámides?
—¡Tampoco! Las había visto hacía seis meses y para verlas otra vez mejor me quedo en casa, pensé.

—¿Y qué hacía en el hotel?
—Lo pasamos muy bien. Pasábamos mucho tiempo jugando a la Play y entrando en internet. Allí en la pantalla me dejaba los ojos viendo los partidos del Valencia.

—¿Con qué compañero de la selección ha hecho mejores migas?
—Con Fran Mérida me llevo muy bien. Fue mi compañero de habitación durante la concentración y ya tenía amistad con él porque habíamos coincidido en el Barcelona. Además, él es de un barrio que está muy cerquita al mío.

—¿Cómo se manejaba en la Play?
—Muy bien. Hacía equipo con Fran Mérida y la verdad es que nos plantábamos siempre arriba. Unas veces en cuartos, llegamos a semifinales. Lo mejor de todo era cuando me enfrentaba a Cote que se cogía el Sporting o los del Atlético. ¡Como si fueran las jornadas de la Liga que se estaban jugando! Ahí si que habían piques y buenos...

—Y ahora le toca la Sub´21...
—Ojalá nos encontremos todos allí. Sería la mejor señal porque significaría que estoy haciendo las cosas bien en mi club.

—Lo bueno de su eliminación es que juega contra su ex equipo, el Barça.
—Siempre es bonito, es especial por todo lo que pasé allí. Tengo que trabajar a tope para tener posibilidades. ¡Tengo muchas ganas!


___________________________________


JORDI ALBA VUELVE A ENTRENAR CON EL GRUPO

 Jordi Alba retornó a la disciplina del entrenador vasco Unai Emery después de que regresara a Valencia tras disputar con la selección española sub-20 el Mundial en Egipto del que fue eliminada la pasada semana.

 



Fuente: www.superdeporte.es





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

JORDI ALBA 28



Tuenti: Club de fans de jordi alba







si quereis formar parte del club de fans solo teneis que contactar con nosotros mediante la pagina contacto y enviarnos tu nombre tu apellido y tu ciudad GRACIAS!
 
Hoy habia 1 visitantes (4 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=